Iglesias
Quito es conocido por sus tesoros en lo que se refiere a iglesias coloniales, pinturas, esculturas y labrados. El período colonial hispánico se extendió desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII. La gran destreza ecuatoriana combinó el estilo de Renacimiento y Barroco europeos con las influencias indígenas y mestizas. Los conquistadores españoles prácticamente iniciaron la construcción de iglesias y conventos apenas llegados al Nuevo Mundo, cuando la iglesia católica era el centro de instrucción religiosa y promoción del arte. Como parte de la “aculturación” de los indígenas americanos, los españoles establecieron escuelas de pintura y escultura donde artistas españoles entrenaban y enseñaban el oficio de las artes a la población indígena.